• slider1
 
  • 4to. Diplomado de Terapia de Vidas Pasadas
  • TALLER HO’OPONOPONO BÁSICO + ABUNDANCIA

    9 Diciembre 2017 Leer más +

TERAPIAS

Terapia para el trastorno Bipolar

Terapia para el trastorno Bipolar

El Trastorno Bipolar abarca un gran número de síntomas: depresión, síndrome de pánico, déficit atencional, relaciones tormentosas, adicciones… Es decir se lo considera uno de los espectros básicos en cómo se manifiesta el padecer emocional en los seres humanos.

Existe una bipolaridad dichosa y otra desdichada. Para transformar el sufrimiento en armonía hay herramientas naturales que conducen al logro de una vida sana, libre de inestabilidades extremas.

Las personas suelen tener ciertos cambios de humor durante lapsos de tiempo cortos. Esto puede ser normal. Sin embargo, cuando los cambios emocionales son más agudos, crónicos  y de una naturaleza no solo antagónica sino excluyente, entonces estamos hablando de un Trastorno Bipolar.

Cualquier persona es susceptible de padecer el Trastorno Bipolar. Pero, generalmente, se desarrolla al final de la adolescencia o al inicio de la adultez. Puede permanecer toda la vida o remitir con tratamiento adecuado.

Aunque el origen de Trastorno Bipolar es multifactorial su presencia es fruto de la convergencia de causas específicas, entre las cuales es posible identificar la participación  de vulnerabilidades genéticas, alteraciones de la bioquímica cerebral y otras coalescencias de naturaleza bilógica. Pero la fuente principal de la organización de una estructura de padecer bipolar en una persona se encuentra, por una parte, en las experiencias traumáticas infantiles (en especial en las huellas que se establecen entre la concepción y los primeros tres años) y, por otra, en el sistema educativo que somete a una disposición psico-cerebral natural de un gran porcentaje de personas (pensadores por  imágenes) a un entrenamiento escolar que contraía sus capacidades.

No es fácil diagnosticar a una persona que padece el Trastorno Bipolar. Algunas personas lo padecen durante varios años sin que se percaten de que lo padecen. Esto es debido a que sus síntomas se parecen a los de otros padecimientos. Adicionalmente, los que sufren de Trastorno Bipolar pueden mostrar otros problemas de salud como por ejemplo, abuso de sustancias, padecimiento de la tiroides, afecciones del corazón o exceso de peso.

Algunos científicos piensan que el Trastorno Bipolar puede que no tenga cura, pero que es posible aminorar sus síntomas por medio de la terapia adecuada. Otros, comienzan a identificar a la bipolaridad como una potencialidad que bien aprovechada puede llegar a alcanzar éxito en las personas bipolares. “La persona bipolar vive sujeta a cambios de humor que, a diferentes niveles, oscilan entre un extremo de desesperanza y depresión y otro de euforia. Aceptar los altibajos emocionales y aprovecharlos para desarrollar sus capacidades creativas puede ayudarles a alcanzar un equilibrio propio y singular.” (Eduardo Grecco, Revista Mente Sana nº 103, mayo 2014).  Por tanto, la aceptación del padecimiento puede hacer que se vuelva en algo positivo para la persona que lo padece.

Entonces se trata de entender los síntomas del Trastorno Bipolar no tanto como una enfermedad que hay que curar, sino como una potencialidad que transita por caminos equivocados y que es posible positivar y desarrollar. Es la creatividad mal encaminada, detenida o sofocada la que se hace locura.

“La idea de aprovechar la oscilación emocional del paciente para desarrollar, entre otras cosas, su capacidad creativa ha sido corroborada por varios estudios que muestran una conexión íntima entre bipolaridad y creatividad artística, unidas en una estructura solidaria de organización psíquica donde los talentos mal encaminados, ahogados o incluso reprimidos, gritan su enojo y su desacuerdo por medio de la inestabilidad emocional. Y gracias a esta oscilación, el paciente puede recuperar su creatividad; una cualidad acrecentada por su capacidad intuitiva, por el pensamiento en imágenes y multidimensional que posee, por la curiosidad y el espíritu de aventura que lo animan, y por esa particularidad de tomar contacto con una incomparable fineza de matices afectivos que pueden hacer de él un excelente comunicador, un intenso creador y un eficiente psicoterapeuta.” (Eduardo Grecco, Ibidem).

Consultas Terapéuticas con … el Dr. Eduardo H.Grecco Favor de

escribir a eduardohoraciogrecco@gmail.com